En la actualidad muchos métodos son fácilmente bloqueados o quemados (se podría decir de esta manera), por las empresas telefónicas con las que operan los VPNs, pero ya